Objetivo: “cero residuos”

Grandes y pequeñas empresas aragonesas ya hacen de la economía circular su forma de desarrollo. El fin es ir más allá del reciclaje y reducir el impacto medioambiental de su producción