Doce errores frecuentes que cometemos al reciclar la basura

A continuación te explicamos doce errores que cometemos al reciclar.

Recordemos que:

  • el contenedor gris es el de la basura en general

  • el amarillo el de los envases y plásticos

  • el azul el de papeles y cartón

  • el verde el del vidrio

  • el marrón el de los residuos orgánicos 

1. Los cartones manchados de la comida a domicilio en el contenedor azul

Los cartones de la comida a domicilio, tal como pizzas, comida china, hamburguesas, etc., no pueden lanzarse en el contenedor azul si se han manchado de aceite, ya que la grasa empapa la celulosa y la hace muy difícil de reciclar. Si llevan una pátina plástica de protección tampoco deben lanzarse al contenedor azul. Los lanzaremos en el contenedor gris.

2. Las servilletas usadas en el contenedor azul

Lo mismo ocurre con las servilletas de papel usadas: no se puede extraer fácilmente su suciedad y por tanto es mejor dejarlos en el contenedor gris o bien en el marrón si no están manchados con sustancias contaminantes.

3. Las botellas o el papel dentro de la bolsa de plástico

Las botellas y el papel deberán sacarse de la bolsa de plástico siempre para facilitar la tarea de los operarios y no ensuciar la partida. Posteriormente la bolsa se tirará en el contenedor amarillo.

4. El papel de aluminio en el contenedor gris

El papel de aluminio es aluminio 100% y tal como explicamos en 10 mitos sobre el aluminio que conviene aclarar, se puede reciclar tantas veces como se quiera, por lo que deberá ir al contenedor de envases, es decir el amarillo.

5. Las cápsulas de café en el contenedor amarillo

Aunque se trata de un dispositivo contenedor de aluminio, no se le considera envase al no poder separarse el continente del contenido, el café, por lo que la manera más ortodoxa de reciclarlas es llevarlas a la tienda donde las compramos para que ellos las reciclen, ya que suelen aceptar este RSU para devolvérselo al fabricante, que lo reutiliza.

6. Las latas de bebidas en el contenedor gris

En cambio las latas de bebidas, que también son de aluminio, sí son consideradas envases y van al contenedor amarillo.

7. Los vasos rotos en el contenedor verde

Otro tema recurrente es el de los vasos y copas rotas o viejas. No son de vidrio sino de cristal. La diferencia radica en que el cristal contiene óxido de plomo, por lo que no pueden ser fundido en los mismos hornos que el vidrio. Van al contenedor gris.

8. Los biberones en el contenedor amarillo

Otro objeto que por sus características no es considerado envase y debe ir al contenedor gris.

9. Los cepillos de dientes en el contenedor amarillo

Aunque sean de plástico, no son un envase y su reciclaje es más complicado, por lo que van al contenedor gris.

10. Las toallitas húmedas en el contenedor azul

Las toallitas húmedas, aunque contengan celulosa de papel, también tienen exceso de fibras derivadas del petroleo y contaminan el reciclaje. Van al contenedor gris.

11. Los corchos en el contenedor gris

Los corchos son materia orgánica y van al contenedor marrón; en caso de ser tapones de vino de plástico, irían al contenedor amarillo, pero no al gris.

12. Las chapas en el contenedor gris

Las chapas pueden ser reaprovechadas por la industria del envasado, por lo que deberán ir al contenedor amarillo. 

Publicado en eldiario.es el 18 de septiembre de 2018 por Jordi Sabaté.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.