Plásticos de un solo uso

Según datos de la Comisión Europea, más del 80% de la basura de nuestros océanos está formada por materiales plásticos. Dado su lento proceso de descomposición, el plástico se acumula en mares, océanos y playas, y es ingerido por animales como tortugas, focas, ballenas y aves, y también por pescados y mariscos. De esta manera, llega a nuestros platos.

El pleno del Parlamento Europeo decidió aprobar, la pasada semana, la propuesta para que los plásticos de un solo uso como platos, cubiertos, bastoncillos de algodón y pajitas, responsables del 70% de la basura marina, queden prohibidos en la UE en 2021. Además, se añadieron a la lista de productos que tienen que desaparecer del mercado los palitos para globos, los productos de plástico oxodegradable y los envases de comida rápida de poliestireno expandido.

El consumo de determinados productos que resultan contaminantes, pero para los que no existe alternativa, tendrá que reducirse al menos un 25% para 2025. En esta categoría están los envases de un solo uso para hamburguesas, sándwiches, frutas, verduras, postres y helados. Los Estados miembros tendrán que diseñar planes nacionales para incentivar el uso de productos que puedan ser reutilizados, así como su reciclaje.

Otros plásticos, como las botellas para bebidas, deberán recogerse separadamente, y su porcentaje de reciclaje tendrá que alcanzar el 90% en 2025.

Tenemos conciencia de mejora, pero también mucho trabajo por delante.

¡Es trabajo de todos conseguir este reto!

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.