Tinta producida a partir del humo de tubo de escape

Air-Ink es la tinta creada por la startup Graviky Labs del MIT Media Lab (laboratorio perteneciente a la Escuela de Arquitectura y Planificación en el Instituto de Tecnología de Massachusetts), a partir de las emisiones nocivas de carbono de los vehículos o chimeneas, evitando así que éstas lleguen a la atmósfera.

Mediante esta solución, se consigue captar el 95% de la polución de un tubo de escape o cualquier otra fuente contaminante donde se haya colocado el dispositivo capturador.

Todavía queda mucho que investigar y mejorar, sobre todo, en la optimización del proceso de producción de la tinta.

¡Esperemos que llegue pronto su comercialización!

Deja tu comentario