¿Por qué separar los tapones de plástico?

Los tapones de plástico de la mayoría de los envases suelen estar marcados con un triángulo con un número o unas letras en su interior. Este símbolo indica el material con el que está fabricado el tapón, siendo en la mayoría de los casos polietileno de alta densidad (2-HDPE). Sin embargo, el resto de la botella suele estar hecha de distintos materiales.

En los procesos de reciclado, suelen usarse mezclas del mismo plástico para obtener de nuevo el mismo tipo de plástico. Es por ello que si tenemos distintas clases mezcladas, la calidad del material reciclado disminuirá, afectando este hecho a sus propiedades y características.

Es por ello, que si colaboramos con el pequeño gesto de separar tapones, estaremos recogiendo selectivamente un único tipo de plástico, por lo que posteriormente podrá ser tratado en la industria para volver a generar tapones nuevos y de calidad.

Por otra parte, la iniciativa de las campañas de recogida de tapones con fines solidarios, potencia el hecho de separar y recoger selectivamente los tapones que desechamos en las botellas y envases de plástico. De esta forma, el 100% de dichos tapones podrán ser reciclados. Sin embargo, si éstos hubieran sido depositados en el contenedor amarillo, sólo el 15% tendría probabilidad de ser reciclado, ya que durante el proceso se fundiría con otros plásticos de distinta tipología y densidad, inutilizándolos.

Si no puedes entregarlos para una causa solidaria porque desconozcas dónde hacerlo, siempre puedes llevarlos a un punto limpio de recogida.

¿Te apuntas a separar tapones?

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.