Día Mundial de lucha contra la Desertificación y la Sequía

Fue en 1994 cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 17 de junio como el día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía. El motivo es fomentar la conciencia pública sobre este tema en aquellos países afectados ya sea por graves sequías, por desertificación o por ambas.

La sequía y la desertificación son resultado de la degradación de los suelos hacia zonas áridas e incluso desiertos. Es resultante de las actividades humanas y por el cambio climático.

España se encuentra a la cabeza de los países desarrollados afectados por la desertificación. Uno de los principales factores desencadenantes de esta situación es la erosión o pérdida de suelo fértil. El 42% del territorio español, 21 millones de hectáreas, está sometido a procesos de erosión que superan los límites tolerables.

La desertificación y la sequía deben ser objetivos prioritarios de las políticas medioambientales de todos los gobiernos.

Sin tierra saludable es imposible mantener la vida.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.