Engaña a tu cisterna

Y para terminar con la serie de ecogestos relativos al agua y que os hemos ido ofreciendo en las últimas publicaciones, hoy te proponemos un sencillo y conocido sistema para ahorrar en cada descarga en nuestro váter.

Consiste en introducir en el interior de la cisterna una o dos botellas llenas de agua o arena (para que no floten) y así, de esta forma, tras cada descarga el interior del depósito no se llenará completamente sino sólo el volumen total exceptuando el ocupado por las botellas. Así, conseguiremos utilizar menos cantidad de agua en cada uso.

Es un sistema fácil de llevar a cabo y que no viene mal recordar de vez en cuando.

Tanto si lo conocías como si no, ¡pruébalo!

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.