Documentación confidencial

Uno de los residuos que, generalmente, nos resulta más fácil de separar es el papel y el cartón. Si pensamos en ellos, visualizamos directamente el contenedor azul.

Pero, en algunas ocasiones, nos encontramos con ciertos papeles y documentos que no es conveniente depositar directamente en este contenedor. Es el caso de la documentación con contenido confidencial. Este tipo de información puede ser, por ejemplo, la que contenga nuestros datos bancarios, dirección, teléfono, resultados médicos, etc. nuestros o de algún allegado. Es importante, que separemos este tipo de papeles o los destruyamos manualmente en pequeños trozos, ilegibles, antes de depositarlos en el contenedor. Incluso podemos ayudarnos utilizando una destructora de papel.

En otras ocasiones, son las empresas u organismos (públicos o privados) los que pueden manejar y trabajar con información sensible que debe ser igualmente tratada con especial cuidado. Para estos casos, existen empresas especializadas dirigidas a dar servicio para la recogida y destrucción de documentación de forma controlada, segura y ecológica. Estas empresas se comprometen a mantener una trazabilidad y confidencialidad de la información tratada y emiten un certificado que envían al cliente una vez finalizado el proceso de destrucción.

Recuerda siempre la importancia de proteger la privacidad, propia y ajena.

¡Destruye y elimina la información sensible antes de desecharla!

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.