¡Reutiliza tu cepillo de dientes!

Se recomienda renovar el cepillo de dientes cada tres meses. Podemos hacernos entonces una idea de la cantidad de basura que se genera anualmente con este simple hecho. ¿Habías pensado alguna vez en reutilizar el cepillo de dientes cuando vayas a desecharlo y renovarlo por uno nuevo?

En este nuevo artículo te ofrecemos algunas ideas para poder prolongar el uso de esta imprescindible herramienta de higiene personal. Muchos de estos nuevos usos, van asociados también a la limpieza, pero de otras zonas y utensilios del hogar.

Antes de destinarlo a un nuevo uso, recomendamos su higienización. Para ello, tenerlo unos minutos en agua hirviendo bastará para cumplir sus nuevas funciones. A continuación te contamos algunas de ellas.

  • Uñas: por su forma y tamaño, las cerdas del cepillo de dientes puede convertirlo en un excelente limpiador para las uñas.
  • Ralladores: puedes usar el cepillo de dientes higienizado para evitar que queden restos de comida en los orificios de este utensilio de cocina, que sólo mediante el uso del estropajo, serían difíciles de eliminar.
  • Utensilios de cocina en general: el cepillo de dientes puede resultar muy útil para quitar manchas difíciles o restos de comida alojados en zonas complicadas como en el filo de algunos cuchillos, entre los dientes de un tenedor, en la unión de un cazo o sartén con el mango, etc.
  • Azulejos y baldosas: el cepillo de dientes puede ser de gran ayuda para eliminar la suciedad incrustada en las juntas de azulejos y baldosas.
  • Ventanas y puertas: puede emplearse para limpiar zonas inaccesibles, bien para eliminar el polvo o bien para aplicar aceite en las bisagras.
  • Suela de zapatos: puede ser de gran ayuda para limpiar las ranuras de las suelas de algunos zapatos, sobre todo barro, hierba, arena, etc.
  • Electrodomésticos, teclados de ordenador y otros dispositivos: el cepillo de dientes, como ya hemos visto, puede utilizarse también en estos casos para limpiar zonas difíciles de acceder como son rendijas o botones en electrodomésticos, teclados de ordenador, ranuras del mando a distancia, etc.
  • Joyería: pueden ser muy útiles para frotar y limpiar piezas de joyería o pedrería.

Como ves, son muchos los usos que podemos darle a los cepillos de dientes. Recuerda dejarlos junto al resto de productos de limpieza y lejos del alcance de los niños. Una buena idea, adicional a dónde guardarlos, es hacerles alguna marca con rotulador o laca de uñas para que podamos identificarlos y no confundirlos.

Ya verás, ¡desearás que llegue el momento de renovar tu cepillo de dientes!

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.