¿Qué hacemos con las cápsulas de café?

Cada vez hay más hogares con cafeteras con el sistema de cápsulas. Es un método que se ha extendido por su rapidez, limpieza y comodidad para el usuario. Pero, sin embargo, el hecho de basarse en cápsulas supone que, medioambientalmente, se genera un desecho nuevo que, con los métodos tradicionales para hacer café, no existía.

Según la Ley de Envases y Residuos, las cápsulas de café no son consideradas envases debido a que la cápsula es indivisible del producto que contienen. Por este motivo no entran dentro de la cadena de reciclaje, en la que sí se encuentran las botellas, latas o bricks que se depositan en el contenedor amarillo.

Si por ejemplo queremos reciclar en casa una cápsula Tassimo, primero hemos de retirar la etiqueta de aluminio, vaciar el contenido del interior y limpiar bien la cápsula plástica que hace de envase. Luego llevaremos a reciclar por un lado el aluminio, en un Punto Limpio, y por otra el plástico de la cápsula, a un sitio donde recojan plásticos a base de polietileno o bien en el contenedor amarillo. Los restos de café o té del interior las cápsulas son materia orgánica que podemos desechar de manera usual o aprovechar como abono para plantas.

Es un poco complicado ¿verdad? Algunas marcas han puesto en marcha programas de recogida y reciclaje. Estos se fundamentan en que el ciudadano deposite las cápsulas en un punto de reciclaje, donde posteriormente se recogen para darles un tratamiento medioambiental. Este el caso de Nespresso (aquí puedes comprobar tu punto de reciclaje más cercano) y de Dolce Gusto (también puedes comprobar los puntos de reciclaje más cercanos).

Pero el reciclaje no es la única alternativa para evitar el impacto ambiental de las cápsulas. Otras compañías han preferido adaptar sus materiales para que sean biodegradables. Es el caso de las Senseo, de Marcilla, que se fabrican con papel de filtro tradicional, por lo que se pueden tirar en los contenedores para desechos orgánicos.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.