Un aceite usado muy limpio

jabon_reciclado

Las manchas de aceite con aceite salen. Hemos reinventado un dicho popular para contaros las ventajas de reutilizar el aceite usado convirtiéndolo en jabón. Parece imposible, pero se puede conseguir. Y además de esta transformación, otro logro es evitar la contaminación de los ríos y mares vertiéndolo por el desagüe. De hecho, un litro de aceite puede llegar a contaminar hasta diez mil litros de agua.

Para elaborar el jabón hace falta 1 litro de aceite usado filtrado para quitar restos de comida, 345 ml de agua y 135 de sosa cáustica. También se necesitan guantes y gafas para manejar la sosa. Conviene hacer la preparación al aire libre y con materiales que no sean metálicos.

Para empezar, echas el agua en un bol y añades la sosa poco a poco revolviendo con una cuchara de madera o plástico. Una vez disuelta, añadimos el aceite. Revuelta la mezcla, la vertemos en los moldes y se deja endurecer varios días. Después se cortan y se dejan reposar de 4 a 6 semanas.

Otra manera de hacer jabón en casa de forma sostenible es aprovechar los restos de pastillas de jabón. Se rallan o pican muy finos y se ponen al baño María para derretirlos, revolviendo con una cuchara de madera. Se puede añadir en este momento hierbas aromáticas o avena. Luego, échalo en los moldes previamente untados con aceite.

 

Deja tu comentario