Más del 80% de hogares separan residuos

separar_en_casa

Más del 80% de los hogares de España separan habitualmente los residuos de vidrio (84,3%), el papel y cartón (82,6%), las pilas (82,1%) y los envases (81,5%) para su posterior reciclaje, según los datos recogidos en el estudio-encuesta ‘Separación de basuras en el hogar‘ llevado a cabo durante los diez primeros días de junio de 2015 en el Índice de Opinión Pública de Simple Lógica, partner de Gallup en España (Simple Lógica Investigación).

La separación de los aceites usados se realiza en el 63,6% de los hogares, apreciándose un importante incremento de esta práctica en los últimos años. Se observa un incremento de la separación de basuras con respecto a hace ocho años. El Índice de Separación de Basuras (ISB-5) ha pasado de 3,69 en 2007 a 3,94 en la actualidad, según esta encuesta

Representan más de ocho de cada diez los hogares españoles en que habitualmente se separa el vidrio, el papel y cartón, las pilas y los envases, mientras suponen algo menos de dos de cada tres aquéllos en que separan los aceite usados, según el último Índice de Opinión Pública de Simple Lógica.

El vidrio es el tipo de residuo que se separa en una mayor proporción de hogares (84,3%), seguido a escasa distancia por el papel y cartón (82,6%), las pilas (82,1%) y los envases (81,5%). Por su parte, el porcentaje de hogares en que se declara que se separan los aceites usados se sitúa en el 63,6%.

La comparación de los resultados ahora obtenidos con los que se registraban en 2007 ponen de manifiesto un incremento de la práctica de la separación de la mayor parte de los distintos tipos de residuos en los hogares españoles.

El único descenso que se registra es el del porcentaje de hogares en que se declaran separar el papel y cartón, pero esa bajada del porcentaje en menos de dos puntos no puede considerarse significativa.

Mejora el tratamiento de los aceites usados

El incremento es especialmente apreciable a propósito de la proporción de hogares en que se separan los aceites usados, que es de más de quince puntos con respecto a hace siete años. Los incrementos son menores a propósito de los envases (6,4 puntos), las pilas (2,9 puntos) y el vidrio (1,7 puntos).

No llegan a representar uno de cada diez (7%) la proporción de hogares en que no se separa ningún tipo de basura. Ese porcentaje es significativamente superior en las ciudades de más de 10.000 habitantes, excluidas las de Madrid y Barcelona (8,2%), con respecto a los que se registran en las poblaciones de hasta 10.000 habitantes (3,6%) y en las dos mayores ciudades de nuestro país (4,2%). También es significativamente superior la proporción de hogares de la Comunidad Valenciana en los que no se separa ningún tipo de basura, con respecto a los que se registran en otras comunidades como Cataluña (3,3%), Galicia (4,6%) o Madrid (5,6%).

A partir de los datos de encuesta Simple Lógica ha procedido a elaborar un Índice de Separación de Basuras (ISB-5), que de forma inmediata refleja la penetración de la práctica de la separación de basura en los hogares, considerando conjuntamente los distintos tipos de ella. El índice consiste en la media de tipos de basura que se separan sobre los cinco considerados y sus valores pueden situarse en una escala de 0 a 5 puntos.

Fijándonos en los datos de este índice, se observa cierta diferencia de comportamiento en lo que se refiere a la práctica de la separación de basuras atendiendo al estatus de los hogares, pudiendo decirse que esta práctica es más frecuente entre los hogares de los estratos más altos, como lo pone de manifiesto que el índice se sitúe en 4,04 puntos para los hogares que declaran tener unos ingreso mensuales superiores a los 2.000 euros, mientras que entre los que tienen unos ingresos de hasta 750 euros el índice se queda en 3,75 puntos.

También es relevante observar la diferente implantación de la separación de basuras atendiendo al tamaño de los municipios en que se encuentran los hogares, ya que cabe pensar que puede haber una diferente disponibilidad de facilidades para que los ciudadanos puedan llevar a cabo esta práctica. En este sentido hay que señalar que la separación de basuras está más extendida entre los hogares de ciudades como Madrid y Barcelona y las poblaciones de menos de 10.000 habitantes, que entre los de las ciudades de tamaños intermedios. El valor del índice se sitúa en 4,14 puntos para las dos grandes ciudades y para las poblaciones más pequeñas, mientras se queda en 3,85 puntos para las ciudades de más de 10.000 habitantes.

Así mismo, se observan algunas diferencias dignas de mención al fijarnos en los datos que se producen por comunidades autónomas. El valor del índice es notablemente superior, y por tanto la media de tipos diferentes de basura que se separan de forma habitual, en las comunidades de Catalunya (4,12) y Madrid (4,10), en tanto que desciende apreciablemente en la Comunidad Valenciana (3,59) y Andalucía (3,80) y se mantienen en torno al que se registra para el conjunto de la muestra el que se produce para Galicia (4,05) Castilla y León (4,02) y para el grupo de las restantes comunidades conjuntamente consideradas (3,95).

Publicado por La Vanguardia.

Publicado en .

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.