«Reciclar los envases es una forma de cuidar el planeta»

-_DYD7367.jpg de Reporteros ABC--0FQC5278.jpg-

En 1998 los españoles empezamos a separar los residuos producidos en casa para recuperar y depositar los envases de plástico, latas y briks en un novedoso contenedor amarillo. Después llegó el contenedor azul, para papel y cartón. Desde entonces en nuestro país se han reciclado 14 millones de toneladas de envases, que depositados en el contenedor adecuado tienen una segunda vida que da un respiro al planeta. Ahorran emisiones de CO2, energía y agua. Incluso antes de llegar al contenedor, los envases son cada vez más considerados con el medio ambiente por su diseño ecológico que ahorra al máximo materias primas. «la organización que cuida del medio ambiente a través del reciclaje y el ecodiseño de los envases en España».

-¿Progresamos adecuadamente en el reciclado de envases?

-Sí, progresamos adecuadamente en el contexto en que nos movemos. Hemos vuelto a crecer, según los últimos datos disponibles, de 2013. Hemos pasado de una tasa de reciclado del 70,3% en 2012 al 71,9% en 2013, lo que supone 1,6 puntos más que el ejercicio anterior. Y eso es bueno, sobre todo si tomamos en consideración el contexto, con una caída neta del consumo. Ese crecimiento es fruto de la concienciación de los ciudadanos y las Administraciones públicas. Sin ellos no hubiera sido posible crecer en la tasa de reciclado ni conseguir un modelo ejemplar que nos ha permitido superar a países que empezaron a reciclar antes.

-¿Y qué motivos nos llevan a reciclar?

-Ocho de cada 10 ciudadanos declaran separar cada día todos o casi todos sus residuos. Y de ese alto porcentaje que recicla, casi el 90% lo hacen por compromiso con el medio ambiente, un dato que me gusta. Y eso se traduce en que los ciudadanos de todas las edades tienen una motivación y un objetivo para reciclar. Eso es importante y hay que ponerlo en valor.

-¿El número de contenedores es suficiente para canalizar esa motivación?

-Hemos mantenido la colaboración con las administraciones. Hay 114 convenios firmados con Comunidades Autónomas y Entidades Locales que permiten que la recogida de envases se haya extendido al 99,8% del territorio nacional, con una dotación muy buena de contenedores: 570.000 en la vía pública, para que puedan utilizarse todos los días y a todas horas. Unas cifras como éstas nos sitúan entre los primeros de Europa, y permiten que ese 90% de usuarios que dicen que quieren conservar el medio ambiente reciclando pueda hacerlo.

-¿Cómo repercute en la salud del planeta el gesto de colocar los envases en su contenedor correspondiente?

-Desde 1998 hemos reciclado cerca de 14 millones de toneladas de envases. En ahorro de emisiones de CO2 supone 12,6 millones de toneladas que no han sido liberadas a la atmósfera por reciclar los envases. Para hacernos una idea, esa cifra es aproximadamente lo que se emite en diez millones de viajes de avión entre Madrid y Tokio, o el equivalente a retirar casi cinco millones de vehículos de la circulación. En cuanto al ahorro de energía, estamos hablando de 15,8 millones de Mw/h, es decir, lo que consume anualmente toda la provincia de Málaga. Y los 375 millones de metros cúbicos de agua que nos hemos ahorrado son los que cabrían en 150.000 piscinas olímpicas, que dan para abastecer a 6,7 millones de ciudadanos, el equivalente a la población de la Comunidad de Madrid. No cabe duda de que con estas cifras se confirma que reciclar es cuidar el medio ambiente. Y estos importantes beneficios ambientales se consiguen con un pequeño gesto: depositar los envases en los contenedores de colores, cada uno en el suyo.

-A pesar de la crisis y la pérdida de puestos de trabajo, ¿reciclar sigue generando empleo?

-Reciclar a diario supone crear tejido industrial y crear empleo verde, que además es constante, y no está sometido a estacionalidad. Gracias a la actividad de Ecoembes ya se han creado 42.600 puestos de trabajo. Nuestro gesto diario de llevar a los contenedores de colores los envases genera trabajo para otras personas. No sólo no se quitan puestos de trabajo, como erróneamente piensan algunas personas. Al contrario, al reciclar hacemos posible la creación de puestos de trabajo, porque detrás hay un entramado industrial muy potente. Sin esta labor de reciclado, si se mezclaran todos los residuos, irían a un vertedero y no se crearían puestos de trabajo. Además, si no se segregan los residuos, no se pueden reciclar con papel y cartón, porque se contaminan con aceites y materia orgánica que luego no se puede eliminar.

-El futuro del planeta está en manos de los más pequeños, ¿tienen alguna actividad para concienciarlos?

-Para nosotros son tan importante los más pequeños que cada año desarrollamos campañas muy específicas, y cada año llegamos a 750.000 niños, para enseñarles cómo separar, para qué y por qué han de hacerlo. Hemos desarrollado herramientas específicas, como páginas web. Los profesores, los grandes olvidados a veces, son muy importantes para nosotros y nos gusta ponerlos en valor. Tenemos programas con Asociaciones de padres y madres y con los profesores para que sean el canal de conexión entre los medios de información y los pequeños.

-¿Y qué pasa con los que aún no reciclan?

-Este año ponemos en marcha un estudio para captar la información de las personas que no están contribuyendo al reciclado. Es una cifra menor del 10%, pero no nos resistimos a averiguar los motivos.

«También reciclamos ilusiones»

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.