Una experiencia sostenible: la permacultura

 compost

La cultura permanente o la agricultura permanente. Esto es lo que persigue este movimiento basado en el máximo aprovechamiento del suelo de una forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Toda una filosofía que abarca no sólo el mundo del cultivo, sino otras facetas como la construcción de viviendas e incluso una forma de vida que incluye el cuidado de la tierra, de las personas y poner límites al consumo.

La base de esta experiencia está en la agricultura natural de Masanobu Fukuoka, un agricultor, biólogo y filósofo japonés, que escribió en ‘La Revolución de una Brizna de Paja’ y ‘La Senda natural del Cultivo’ la base de la permacultura. En sus páginas hablaba de reproducir las condiciones naturales para que el suelo se enriquezca de forma natural poco a poco para que así la calidad de los cultivos crezca sin esfuerzo añadido. Es la filosofía del ‘no hacer’, ‘no intervenir’, ‘no arar’, ‘no eliminar malas hierbas ni usar herbicidas’, ‘no usar pesticidas’, ‘no podar’, ‘no usar abonos ni fertilizantes’ y en su lugar usar bolas de arcilla.

En este vídeo del programa El escarabajo verde nos acercamos a los testimonios de varios permacultores.

 

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.