El reciclaje de ropa, a todo trapo

recicla_ropa

Hace unos días os hablábamos de la iniciativa aRopa2. Hoy lanzamos esta noticia a nuestro [econtenedor] de ideas sobre sus buenas cifras. «Empezamos con unos 400 kilos al día y ahora está entrando una media de 1.500 kilos», asegura Julio Cortés, coordinador del proyecto aRopa2.

Publicado en El Periódico de Aragón [29/11/2013]

La ropa usada ya no es sinónimo de basura. Hoy puede ser también una fuente de empleo, a la vez que ofrece un respiro a este exprimido planeta. En la empresa de inserción aRopa2 lo saben muy bien y, a juzgar por las cifras, cada día también hay más zaragozanos que han dejado de tirar a la basura aquello que no se ponen para empezar a depositarlo en los contenedores naranjas.

El proyecto aRopa2 ya ha sido capaz de generar ocho puestos de trabajo para personas en riesgo de exclusión social. Se han recuperado 62.604 kilos de tela y más de 6.000 prendas en buen estado han sido destinadas a personas con necesidades básicas derivadas por los servicios sociales municipales.

Desde que esta planta de reciclaje de textil comenzó su andadura, en el polígono de Cogullada, hace solo cinco meses, casi ha multiplicado por cuatro su trabajo. «Conforme hemos puesto más contenedores, la entrada de ropa ha crecido de manera espectacular. Empezamos con unos 400 kilos al día y ahora está entrando una media de 1.500 kilos», señala Julio Cortés, coordinador del proyecto aRopa2.

El grupo municipal de Izquierda Unida fue el impulsor de esta iniciativa que «genera empleo local para personas que son derivadas por los servicios sociales municipales: parados de larga duración, víctimas de violencia machista…», destaca el portavoz de IU, Raúl Ariza. Por su alto interés social, el ayuntamiento destinó este año 250.000 euros a aRopa2, y al año que viene le dedicará otros 200.000 más «para acompañarles, hasta que sean un proyecto estable», apunta Ariza.

La ropa llega, se pesa y se clasifica. La que puede ser reutilizada, tras ser higienizada, se entrega a personas necesitadas o se venderá en una tienda de segunda mano que abrirá próximamente en Zaragoza. La que no, se convierte en trapos o en borra para la industria.

En estos momentos hay 26 contenedores naranjas en Zaragoza, y hoy mismo llegan otros 20 más «para seguir instalándolos en los espacios públicos en los que el ayuntamiento nos ha concedido permiso: centros cívicos, pabellones deportivos…», detalla Cortés. En la web www.aropa2.com aparece su ubicación.

Pero es importante que la red se extienda «porque el secreto del éxito está en acercar el servicio a la gente», opina el coordinador. Y porque «cada 50.000 kilos (al año) que vayamos superando podremos ir contratando a una persona más», añade.

Ahora, el mayor freno a su crecimiento está en la negativa municipal a instalar los nuevos contenedores en la calle, para lo cual habría que licitar su colocación. Pero desde IU quieren que su instalación «que se haga por convenio. Y, si se hace por concurso, que sea restringido para empresas de economía social».

 

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.