Cultivos orgánicos

Un cultivo orgánico es un sistema de producción de alimentos que se basa en la sostenibilidad de los agroecosistemas, la diversidad biológica, los ciclos biológicos y la actividad biológica del suelo.

Los cultivos orgánicos no emplean ningún tipo de aditivo químico ni sustancia sintética que perjudique cualquier tipo de vida que se encuentre en este ambiente, siendo esto posible utilizando métodos agronómicos, biológicos y mecánicos.

Es una agricultura que se desarrolla a partir de un entendimiento de la naturaleza, apareciendo como una alternativa a la agricultura convencional.

Algunos de los objetivos de la agricultura orgánica son los siguientes:

  • Producción de alimentos con calidad natural.
  • Máxima conservación del equilibrio natural.
  • Conservación de los recursos naturales.
  • No utilización de productos tóxicos o contaminantes.
  • Utilización óptima y equilibrada de los recursos locales.
  • Empleo de técnicas que cooperen con la naturaleza.
  • Reducción de transporte y periodos de almacenamiento.
  • Satisfacer las necesidades del hombre.

¿Apostamos por ella?

Deja tu comentario